Camino de vera s/n - edificio 9B - UPV, 46022 Valencia

5 consejos para iniciados en email marketing

Mucha gente habla sobre lo importante o lo poco útil que puede ser hacer email marketing. Si estás leyendo este post, puede ser porque realmente es tu primera vez, porque quieras ampliar tus conocimientos o porque te gusten tanto nuestros post que aunque no te interese este tema, nos vas a leer ávidamente: tanto unos como otros estáis invitados a comentar, dar vuestra opinión y plantear dudas 🙂

La verdad es que, desde nuestro punto de vista, el email marketing es una herramienta vital y que puede dar mucho juego, que muchos dejan de lado porque requiere un esfuerzo y una imaginación que no tiene cualquiera: la gente ya está escudada contra el amasijo de spam que otra gente les ha enviado indiscriminadamente. Por eso, os queremos dar unos consejos, aunque ya sabemos que no hay nada más fácil que dar un consejo, ni nada más difícil que tomarlo.

1. El diablo sabe más por viejo que por diablo.

Hay muchos servicios reputados de email marketing… ¿Por qué será? Tal vez estén haciendo las cosas bien. Que tengan tantas referencias, que sigan aún hoy en día con la confianza de sus clientes… Pueden ofrecer mucho valor. Primero que todo, su IP está seguramente mejor calificada que la tuya. No es lo mismo que dejen pasar a Cristiano Ronaldo a la zona VIP de una discoteca, que a Perico Vargas -lo sentimos, Perico-. Esto hará que tus campañas tengan una mayor garantía de recepción, ya que no caerá tanto en spam. Seguro que los habrá escépticos que no se fíen de estas aseveraciones, para ellos ha nacido Sender Score. Una vez te convenzas… ¡Elige tu herramienta entre las muchas que hay! Cualquiera que esté contrastada es útil, siempre y cuando estés cómodo con ella y sea fácil de usar. Ya lo decía Iñaki Fernández: Lo importante no son las herramientas, si no quien las usa. Y si no coges práctica… ¡Poco podrás hacer!

Al diablo le gustan nuestros consejos de e-mail marketing

2. Dar confianza, pulir confianza.

Es muy importante inspirar confianza en todo lo que hagas. Para eso también hay que inspirar seguridad. Por eso es vital que elijas un buen nombre con el que vas a enviar los mensajes. Tu nombre y apellidos, o tu marca, depende de lo bien posicionada que esté o el objetivo del mensaje, son las mejores opciones, acompañadas de un correo que tenga la formula (nombre-apellidos)@(web) o similares. Hay que evitar los correos que se ven feos en plan «no-reply» o los nombres como «El Equipo de tal, cual y Pascual», a la gente no les suele gusta, a menos que sean para recuperar una contraseña de un foro o de un RPG.

La primera impresión es siempre la que más importa, puede hacer que tu usuario decida leer tu correo, aunque sea por encima o bien te rechace. Luego, es cuestión del valor que le ofrezcas a tu cliente: de nada servirá que lleguéis a la segunda cita si luego no llegas a la tercera 😉

email marketing

3. Un Titular que dé de qué hablar.

En la escuela todos hemos dado la vital importancia que tiene un titular en las noticias, como también de la pirámide invertida: Ha de haber un mensaje impactante que llame tu atención, pero que tampoco sea engañoso. Por ejemplo «Dinero Gratis» es un mensaje impactante, pero claramente engañoso: lo más probable es que quieran meterte un troyano o quieran timarte con un negocio multinivel.

En el caso de los correos, el asunto es lo que podríamos denominar el titular. No te diremos nada nuevo si te decimos que tiene que ser impactante y genial, pero si que ayuda mucho hacer métricas y conocer a tus suscriptores. Por ejemplo, si tienes suscriptores superhéroes y supervillanos, a ambos podrás enviarles información sobre un nuevo virus. Sin embargo, dudo mucho que le interese a los superhéroes saber donde encontrar un rayo de la muerte, o a un supervillano un manual para desconectar un rayo de la muerte. Si conoces a tus suscriptores un poco, en función de lo que leen, preguntándoles y haciéndoles encuestas, te será más fácil hallar titulares mejores para ellos.

Algo que también cabe destacar es tener un buen subtitular. Un pequeño resumen de lo que vas a hablar, en una o dos frases, o bien, una propuesta del valor que puede ofrecer leer o, al menos, echarle un ojo al mail que has enviado.

4. Las tres C del éxito.

Llamar la atención es siempre el primer paso, pero es necesario tener algo que ofrecer, para no caer en el cuento de Pedro y el lobo. Para eso, hay que tener un mensaje consistente y basado en las 3 c: corto, claro y conciso.

Tu mensaje ha de ser corto para que a la gente no le repela leerlo. Es cierto que a la hora de escribir posts, escribir cuanta más información es mejor, pues es lo que el usuario estaba buscando, pero cuando se trata de algo que tu quieres que lea, hay que tratar de hacer un buen resumen de toda la información, en unas 400 o 500 palabras, como mucho. También puedes añadir infografías, imágenes o vídeos, sin abusar de ellos: te ayudaran a dejar claro cuál es el mensaje que tratas de trasmitir.

Tu mensaje ha de ser claro: de nada sirve que sea corto si no tiene sentido o le falta información vital. Elige 1 o 2 temas principales y ofrécele la oportunidad de saber más en algunos de tus posts. Además, ha de ser legible: trata de no ser redundante o cometer pleonasmos, evita las repeticiones y, sobretodo, trata de no emplear muchos tecnicismos, a no ser, claro, que estés enviando algo a un público específico que los vaya a entender. Corrige la ortografía y la gramática: una mala sintaxis puede dar a entender cosas que no tocan o bien, pueden no dar a entender nada.

Habiéndo logrado que sea corto y claro, tendrás un mensaje conciso: expresará la información que sea vital y en pocas y sencillas palabras. Es el momento de añadir enlaces o botones que inviten al usuario a seguir informándose o bien a aceptar algún regalo que puedes haberle ofrecido (lo que llaman CTA) Tu manera de hablar dice mucho de ti y del respeto que le guardas a tus suscriptores: el email marketing, al fin y al cabo, es una competencia de la comunicación online difícil de llevar a cabo por el hecho de que el correo es algo personal, no es como ir navegando por la web, si se te da la oportunidad de ofrecer información, haz lo posible por hacer que se pueda volver a repetir.

email Marketing
El email marketing es una herramienta difícil de trabajar: no te extrañe que haya gente que no te lea o, finalmente, se dé de baja.

5. Lo obvio del email marketing

Algo que es obvio es que hay que llevar un seguimiento, un calendario y unos objetivos a cumplir. Las herramientas de email marketing te ofrecen métricas y también puedes poner píxeles de seguimiento a tus correos. Capta toda la información que puedas y no seas déspota: pregunta a tus suscriptores, interésate por ellos y organízalos para personalizar los correos. Tampoco te pases con los envíos y puedes ser amable y felicitar la navidad y las fiestas del calendario natural, pero algo que seguro que valoran es que les felicites el cumpleaños. No hagas spam ni hables de lo bueno que eres, tampoco hagas mucho la pelota: cíñete a contar una información que creas, pueda ser de su interés. Y, sobretodo, buena suerte 🙂


¿Tienes alguna duda o consejo?¿Te ha gustado el post? ¡Queremos conocer tu opinión, escríbenos! 🙂

Port Relacionados

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR