Camino de vera s/n - edificio 9B - UPV, 46022 Valencia

#SmileHunter, el fotomatón 2.0 y… ꟻTang

¡Buenas tardes! Hoy os traemos la entrevista que Guillem Carbonell de Ftang le hizo a Néstor Espinosa, el CEO y diseñador de SmileHunter, sobre el fotomatón y cómo nació y se consolidó en el mercado.

Puedes escuchar el podcast o bien leerla :)

Bienvenidos al podcast de Ftang en su primera edición.

Nos sentamos hoy con Néstor Espinosa, padre del Smile Hunter, ¿Qué tal Néstor?

Hola Guillem, aquí estamos

Pues vamos a empezar por el principio, cuéntanos un poco a qué se dedica Smile Hunter

Primero que nada, el nombre ya dice mucho, nos dedicamos a cazar sonrisas y se trata en realidad de fotomatones 2.0, lo llamamos como el fotomatón para eventos Premium y nos especializamos sobre todo en eventos de empresa para grandes marcas, aunque también hacemos eventos privados, por supuesto, pero sobre todo es una herramienta de inbound marketing.

¿Inbound marketing? ¿Puedes clarificar para los que no sepan qué es?

Claro, está el marketing tradicional, que lo que hace es un poco avasallar a la gente, es como decir “hola, estamos aquí, hola estamos aquí, hola estamos aquí” ¡Qué coñazo!, pero muchas veces funciona, en cambio el inbound marketing es marketing de atracción, que lo que hace es ofrecer contenidos que a la gente le interesa y entonces va detentando esas oportunidades, de manera que va ofreciendo a los usuarios el contenido que les interesa y así la eficiencia es muchísimo mayor.

Entonces normalmente el inbound marketing es siempre online y nosotros nos dedicamos a hacer offline inbound marketing.

¿Eso significa que se materializa a través del aparato?

Exacto, significa conseguir esos resultados que normalmente son online, pero a través de un elemento que está offline. “Para más información contacte con nosotros” (risas).

¿Quién está detrás del Smile Hunter, del fotomatón?

Esta idea empezó allá en 2011, y nada, ha sido un poco de mis locuras, siempre estoy yo con inventos y demás, y fabriqué un primer prototipo en el jardín de mi casa, esto queda muy cool, queda rollo Apple (risas).

Soy testigo

Sí, tú has visto tú has visto esa fase, la has conocido.

Sí, sí, y luego habéis ido creciendo ¿no?

Exacto, la verdad es que ese primer prototipo fue creciendo poco a poco y llegó a ser contratado, por ejemplo, para la presentación de un SEAT León, de SEAT, ¡ese primer modelo que fue construido en un jardín! Y como vimos que aquello tenía tirón y estaba siendo contratado por marcas, fundamos la SL, fundamos una empresa, conseguimos una pequeña inversión entre familiares y amigos, y con eso ya hicimos el modelo que tenemos hoy en día.

Familiares y amigos ¿no había ningún loco?

Sí, exacto, algo despistados, pero bueno, alguno había (risas)

Vaya, y siguiendo con el Smile Hunter, ¿cuáles son los públicos a los que se dirige el aparato y por otro lado la empresa?, porque vosotros hacéis business to business, el aparato es para el consumidor final ¿no?

Exacto, eso es lo que llaman el B2B2C, o sea business to business to consumers, entonces nosotros hablamos siempre de los que son nuestros clientes y lo que son los usuarios. Diseñamos la máquina para los usuarios, para que mole mucho, sea muy divertida, la gente se lo pase genial y obtenga fotos que son una pasada y gratis, pero tenemos que hacerlo de manera que el servicio funcione muy bien de cara a las empresas que nos contratan para sus eventos, porque claro hay una mezcla de intereses muy estimulante porque tenemos que estar atendiendo, allí muchas funciones a la vez.

Entre ligar los intereses del empresario para con la máquina, y los del usuario, que bueno los usuarios son fáciles de adivinar ¿no?, hacerse la foto y poder compartirla.

Sí, pero en realidad es más difícil porque no tenemos un contacto directo con los usuarios, conseguir esa información suele ser más complicado, entonces ha habido mucho “design thinking” que se llama, hay varias técnicas y una de ellas es estar ahí viendo.

Observación participante creo que es

Exacto, y luego, además la encuesta, haciéndole encuestas a la gente que lo ha usado.

Bueno, a razón de esto podemos pasar al siguiente apartado que era ¿qué problemas habéis tenido para adecuar el producto a las necesidades del usuario? Otro público porque también tenéis las empresas, entonces cómo os habéis relacionado con ellas y si habéis tenido algún problema previo de acercamiento.

Problema ninguno, el único problema es que ya te digo, yo soy un loco de invención y estamos inventando continuamente entonces lo que hacemos es mucho test, hacemos mucho test y ofrecemos varias posibilidades a las empresas y a los clientes, entonces, cuando vemos que hay una empresa que está muy interesada en algo, terminamos ese desarrollo, pero sobre todo porque capacidad de invención, de desarrollo y de adaptar el producto, tenemos brutales, pero somos una empresa pequeña todavía y entonces claro, ahí tenemos que enfocarnos y centrarnos muy bien.

Entonces el problema no es llegar a desarrollar productos sino en elegir realmente qué partes desarrollar, al fin y al cabo, es una definición de qué es realmente lo que necesitan los clientes y los usuarios.

Y también he visto que el Smile Hunter ha tenido varias versiones, entonces, ¿qué criterio tenéis para mejorar el producto? y bueno si quieres hablar más de los otros proyectos que están en el horno, yo lo dejo a discreción si quieres comentarlos, pero ¿cómo ha ido evolucionando y bajo qué criterios?

Al fin es siempre estar, nosotros desde nuestro punto de vista, viendo qué es lo que podemos hacer para mejorar la experiencia del usuario y luego también para que lo que es la empresa y también las agencias de marketing que nos contratan, sacarle más partido al evento, ya sea por los resultados de la acción que quieran conseguir y demás, que para eso la máquina funciona de maravilla.

Entonces nos complicamos mucho la cabeza para llegar a conseguir esos resultados, pero luego hay que contrastarlos con las agencias, el punto delicado está ahí.

¿En la agencia?

Sí, en ese punto intermedio.

Entonces realmente el proceso del primer fotomatón era un fotomatón que tú te hacías la foto y automáticamente se publicaba en la web, quisieras o no quisieras, ahí la foto estaba publicada y si a ti como usuario no te había gustado te aguantabas, entonces claro, hubo que cambiar primero que nada eso, pusimos una pantalla táctil donde podías elegir la foto y demás, luego el siguiente paso fue que las fotos los usuarios se las podían enviar por email al momento y luego el siguiente paso fue que al recibir el email pueden compartir la foto directamente desde el email, o sea, hemos llegado a enviar las fotos directamente por WhatsApp a los usuarios.

Eso no lo sabía

Claro, lo que pasa es que ahora WhatsApp ha cambiado las condiciones y entonces ahora tenemos que volver a re factorizar todo el tema y a ver cómo lo cambiamos porque WhatsApp se ha modificado bastante.

Eso lo he oído de algunas empresas que tienen una API y la cambian, a mí me pasó con un diseño de una web que hicimos con la API de Twitter que la cambiaron y ahora la web no va, no porque nosotros no hicimos nuestro trabajo, sino porque el estándar de Twitter no se respetó, y eso ha pasado con WhatsApp

Exacto, nos pasó con WhatsApp, de hecho, en presupuestos y en facturas siempre ponemos que nosotros no nos hacemos responsables de los cambios en la API de Instagram, Facebook, Twitter, etc., porque ellos cambian de un día para otro si quieren sin decir nada y si de repente algo ocurre, nosotros nos vamos a matar por resolverlo rapidísimo, pero no ha dependido de nosotros ese cambio.

Entonces ahí depender de esas terceras partes pues es lo bueno porque eres muy social, pero también a nivel técnico dependes un poco de esos cambios.

También vale subrayar las buenas prácticas y los estándares que ojalá se respetasen un poco más frecuentemente. Y, ¿qué nuevas oportunidades han surgido para Smile Hunter conforme habéis ido avanzando?

Sobre todo, la gran oportunidad que tenemos ahora es que estamos desarrollando un modelo mucho más compacto, que eso está en el horno cocinándose, todavía no, pero la ventaja es que con ese vamos a poder prácticamente, digamos nosotros así en plan muy utópico, llenar a España de fotomatones (risas). No, el plan es mucho más claro…

Más fotomatones que bares

Exacto, sí, ponerlo en bares, ponerlo en discotecas, ponerlo en hoteles… De manera que estos espacios ofrecen una herramienta de diversión, ofrecen un sitio donde la gente se puede hacer fotos, que, aunque la gente tenga un móvil, al final acaban usando SmileHunter, o sea, es muy curioso, pero lo usan porque hace unas fotos que son la ostia y encima son súper divertidas, y las reciben al momento, no tienen que esperarse a que el colega se las mande por WhatsApp o email, entonces en ese aspecto mola mucho, y la ventaja es que el local o lo que sea, como se pone las marcas de agua del local, pues va haciendo publicidad por ahí y obtiene un par de cosillas más.

Y siguiendo con esto, ¿habéis pivotado, tenéis algún otro producto aledaño que vaya junto al Smile Hunter?

Sí, tenemos ahora mismo la impresora, que es una impresora muy específica que permite imprimir las fotos directamente desde redes sociales, entonces lo más cañero es que permitimos al usuario poder hacerse una foto con su propio móvil, subirla a su propio perfil de red social y la impresora rastrea esa red social pública, detecta la foto y la imprime.

Entonces eso es promoción directamente digamos de lo que es el evento en esa red social y el usuario se lleva a cambio una foto gratis, claro es un win to win, a todas todas.

Tiene como una Polaroid impresa y luego tener el evento distribuido en redes sociales.

Exacto, entonces eso es una cosa recién sacadita del horno y la verdad es que ya la hemos usado y va muy bien.

Y otra cosa que yo había visto que creo que vale la pena comentar, la cámara del Smile Hunter, la tecnología se ha ido simplificando, porque creo que la primera Smile Hunter era muy ambiciosa en prestaciones, pero no era muy adecuada a la hora de mantener un mercado, porque claro, lo que tenía adentro no podía aguantar mucho tute, por decirlo así, porque lo habían montado tú un poco a las bravas

Exacto, sí ahora es un proceso más industrial, al principio fue un proceso muy artesanal y en cambio ahora, por ejemplo, tenemos un diseño industrial que está ahí estableciendo todos los planos, milimétricamente dónde va cada componente, dónde va cada cosa, para poderse realizar, para llegar a ese otro modelo que estábamos hablando.

Se me había olvidado preguntarte, ¿cuánto tiempo tiene la empresa ya?

La empresa como empresa tiene 2 años y pico, pero todo esto empezó en 2011.

Sí, el desarrollo recuerdo que es anterior

Que se dice pronto, que lo dices y llevas 5 años ya, en mayo del 2011, 5 años.

Y en ese proceso, porque también me interesa, ¿hay algún material que hayas ido descartando?, porque no recuerdo si el primer Smile Hunter era de madera o de metal o de qué era, pero creo que lo has ido simplificando en términos de ligereza, de resistencia, de estructura…

Realmente no, es curioso, pero cuando quieres obtener un producto que a nivel estético sea muy sencillo y a nivel de interacción sea muy sencillo, es muy complejo por dentro o es muy complejo el proceso.

Por ponerte un ejemplo, un Mac es un bloque de aluminio, que lo han fresado para que sea todo un bloque, claro, para conseguir un objeto muy simple, tienen un proceso que es la ostia y es muy complejo y es caro al final.

Con nosotros ha pasado algo muy parecido, el primero fotomatón era en madera, pero estaba pintado en negro, satinado y lacado, entonces daba un aspecto muy profesional y luego utilizamos un vidrio con una silicona estructural, una historia mía de arquitecto, una locura de las mías y la verdad es que daba un aspecto muy guay.

El modelo que tenemos ahora es un modelo con una estructura en aluminio, que no es ninguna tontería, los codos están hechos en aluminio fundido macizo, y esos fueron unos moldes que se hicieron de arena que cada molde era único, o sea, se hacía un molde y luego se rompía y se sacaba esa pieza de codo, y luego todo lo que es la carcasa es una carcasa en plástico termoconformado que es tela marinera, además es un policarbonato que es uno de los plásticos más resistentes que hay, que son los que se usan para cristales antibalas.

O sea que es un estándar de calidad yo creo que no tienen todas las máquinas ni de vending ni fotomatones tradicionales, aguanta más de una patada ¿no?

Eso ha aguantado fiestas con gente borracha, no te puedes ni imaginar, y a parte lo ves y parece muy ligero y muy frágil, pero es súper resistente.

Además, si quieres comentar, yo creo que hay alguna gran marca que te apoyó y sería bueno nombrarla.

Sí, hemos trabajado con SEAT, hemos estado en eventos de Mapfre, de BP, hemos estado con grandes agencias de marketing que han trabajado, por ejemplo, para Corona, Coronita, que hemos hecho el año pasado, hicimos un mogollón de eventos por toda España con Coronita, hemos estado con Veuve Clicquot la marca de champagne que es muy del grupo, muy sandón, o sea, estamos haciendo cosillas muy cañeras y la verdad es que a nosotros nos encanta porque nos permite acudir a cierto tipo de eventos donde podemos desarrollar elementos muy específicos para ellos y que realmente es lo que te permite desarrollar.

¿Y alguna lección que te hayan enseñado estos años en Smile Hunter? Algo que puedas decir “me quedo con esto”.

Es difícil, pero yo creo que cuando emprendes se aprende mucho, que no lo catalizas en lecciones, en aforismos, pero la verdad es que luego no lo vuelves a repetir, digo los fallos. Es muy heavy lo que voy a decir, no sé si es políticamente correcto…

Da igual, necesitamos viralidad (risas).

Realmente en estas cosas, en emprendimiento y tal, yo creo que lo que uno aprende es su capacidad de aguantar despropósitos, eso sube muchísimo. Entonces, además personalmente, también porque trabajo mucho a nivel personal, emocional y todo esto, sino no estaría aquí, pero como esa especie de umbral de “aguantamiento” de muchas movidas y muchas movidas chungas, sube muchísimo. Hace dos años si me hubiesen estado pasando cosas que, por ejemplo, me han estado pasando este año, de movidas relacionadas con la empresa, a lo mejor no lo habría soportado, en cambio ahora lo soporto y puedo seguir adelante con mi vida con una tranquilidad y un bienestar muy bueno.

O sea, has aprendido a separar tu ego de la empresa, si la empresa tiene problemas o hay tormenta, estás tranquilo.

Sí, a ser un poco más frío, a ver más tal… y a clarificar más las cosas por dentro y en cierto modo es como una especie de meditación, tener lo esencial y no quedarte encerrado en esa especie de tormenta de baches y trabas (risas).

Estoy de acuerdo, yo veía empresas donde el capitán era el que perdía la calma y cuando el capitán del barco se vuelve loco, el resto de la tripulación no trabaja ni funciona.

Pero eso es una sensación que nunca había tenido y eso empezó cuando comencé con la empresa, ahora que hay inversores, hay socios, hay trabajadores… Entonces yo soy como un poco el defensor de la empresa, pero no tanto por mi interés personal, sino por la empresa como ente independiente, entonces si yo alguna vez he tenido que rechazar a alguien o rechazar algo que yo personalmente a lo mejor no habría hecho, o me habría costado mucho, de esta manera no me cuesta porque estoy defendiendo los intereses de gente que está cobrando un sueldo por esto, está ganando dinero con esto y los socios que han puesto su pasta, entonces eso te da una responsabilidad muy potente.

Me recuerda a una frase que dijo Biz Stone, creador de Twitter, que decía que en un momento dado él no sabía lo que hacía en la empresa porque es una mente creativa, porque se le ocurrió “pues si mandas un SMS, lo publicamos en internet”, no sabía muy bien que estaba haciendo ahí y alguien le dijo, no sé exactamente si se lo dijo así, pero que le ha dado alegría, él llevaba el peso moral, el peso anímico de todos, entonces, aunque él estuviese deprimido, el resto de la gente de la empresa no debería verle deprimido precisamente porque él era el capitán del barco, aunque luego los que lo llevasen fuesen CEO’s y gente más competente que él en sus disciplinas, pero me parece una buena lección.

Y ya la última pregunta antes de cerrar, si tuvieses que contratar a alguien, ¿qué perfil crees que necesitarías ahora y qué consejo le darías para trabajar con vosotros?

Ahora mismo, como somos una empresa pequeña, realmente un perfil sería lo más versátil y con la mayor capacidad de adaptación y de aprendizaje porque al final estas empresas pequeñas tenemos que tener una capacidad de, como decías tú, pivotar y de seguir una línea nueva y tirar por ahí. Entonces yo creo que hoy en día es tener una base técnica, necesitamos base técnica hoy en día, pero sobre todo con una gran capacidad de poder adaptarse a nuevas tecnologías o nuevas cosas. Por ejemplo, estamos trabajando ahora, tenemos ahí a la retaguardia trabajar con reconocimiento facial, pero no para reconocer la cara de la gente, sino para hacer historias divertidas.

De filtros y añadidos…

Exacto, y muchas cosas más, pero bueno ahora mismo no lo voy a adelantar, que está el tema ahí de patente industrial, etc., bueno, historias… Entonces para lo que es un perfil, un perfil técnico, sobre todo con el tema de programación y tema de materiales, es que es un perfil muy específico, alguien que sepa programar, que sepa algo de robótica y de electrónico e implementar todo eso conjuntamente.

Ya tenemos a Tomasz, que la verdad es que es una maravilla, pero él se queda corto, entonces en ese perfil sí que sería interesante.

Más diseñadores industriales o algo así, suena como alguien que sea capaz de ver el producto, pero su funcionamiento desde atrás también.

Claro, pero el diseñador industrial, hasta donde yo llego, es más de materiales, es más del proceso de fabricación industrial de materiales, pero no es tanto de, por ejemplo, cómo programar una interacción, como de si este botón hace esto de aquí, entonces entra en el programa y el programa le da esta respuesta, lo sube al servidor, el servidor le dice que no sé cuánto, envía un email al usuario… Un diseñador industrial no llega a ese nivel.

No llega, es verdad, y si tuvieses que darle un consejo para trabajar con vosotros, algo que tenga que ver con vuestra cultura de empresa, por ejemplo.

Lo que me he dado cuenta hasta ahora, que es una cosa que me sorprende, que es que el currículum nos importa bastante poco, o sea, esto del máster en no sé cuánto, este curso, he estado aquí, he estado allá, hasta los momentos lo ves y por supuesto eso te sirve de guía como persona que va a contratar a alguien, pero al final interesa más cómo te presentas, por dónde llegas a entrar en contacto con la empresa y que hables de tú a tú, y entonces luego ver la respuesta, porque realmente tenemos a Jacobo que está con el tema de redes sociales y comunicación, y Jacobo pues bueno realmente experiencia previa en estas cosas tampoco tenía mucha, pero yo lo he visto que es un máquina, tiene ganas de hacer cosas y capacidad de aprendizaje, entonces por ahí van los tiros.

Yo creo que hoy en día las nuevas empresas tienen que ir por ahí, porque a mí que me venga un tío con tres masters pero que luego llegue a la empresa y solamente sabe de su rango pequeñito de actuación muy específico, que será un gran rango, pero si solamente se circunscribe a eso y no tiene un poco de flexibilidad y elasticidad mental, mal vamos.

Estoy de acuerdo, y ya para acabar, quería darte las gracias por venir, invitarte a que acabases con una cita que pueda inspirar a la audiencia a seguirnos a nosotros o a pensar en sus asuntos de una forma diferente.

Vale, no te voy a decir que me la sé de memoria (risas) Yo he estado mucho tiempo compartiendo día tras día tras día una frase y tengo allí algunas guardaditas que son como las de referencia y tengo aquí una que la verdad es que resume bastante bien el día a día de un emprendedor empresario, es de Winston Churchill y la frase es “Triunfar es ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo”.

Muchas gracias por venir

A ti Guillem

Hasta luego

Hasta luego

Port Relacionados

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR